Minitripode

¿Qué debo saber antes de comprar un trípode?

Si estás pensando en comprar un trípode acorde a tu equipo fotográfico estás en el lugar indicado. El trípode es una pieza fundamental para muchas especialidades de fotografía , como paisajes, nocturnas, larga exposición, grabación de vídeo, panorámicas, entre otras.

Actualmente el mercado es muy variado con respecto a marcas y prestaciones, rótulas de bola o de ejes, aluminio, acero o carbono… No te preocupes, intentaremos ayudarte con esa decisión para que encuentres el ideal y no hagas un gasto innecesario.

El peso es un aspecto vital en la selección de un trípode para cámara

El trípode debe ser capaz de soportar tanto el peso del equipo como el peso del mismo gadget. Es vital que el conjunto (trípode más rótula) sea lo bastante robusto como para soportar el peso de tu cámara y objetivo más pesado pero al mismo tiempo que no tiemble mientras lo manejas. No compres uno pequeño si posees una réflex de gama media-alta con objetivos de más de un kg de peso.

Si caminarás durante horas con el equipo en la espalda, valora la compra de un trípode fabricado en fibra de carbono, son por lo general mucho más caros pero la diferencia en peso es considerable con respecto a los de aluminio o acero. Cuidado los días de mucho viento, el carbono es muy ligero y puede provocar la caída del equipo. Los trípodes de gama alta incorporan un gancho bajo la columna central, es para colgar una bolsa de arena o piedras (lleva siempre una bolsa de supermercado vacía en tu mochila para dar más estabilidad al trípode).

La rótula para trípode

Los trípodes de gama media y baja suelen llevar la rótula integrada, pero los de gama alta nos permiten tener varias rótulas intercambiables para varios tipos de fotos. Cada rótula ofrece capacidades específicas para cada tarea:

De tres ejes: este modelo suele ser el más común. Se caracteriza por tener tres manetas que permiten controlar el movimiento de la cámara en horizontal, vertical y giro. Además, se pueden adquirir por precios bastante económicas. Son una herramienta muy útil para realizar cualquier tipo de fotografía aunque sí es cierto que son ideales para paisajes y panorámicas.

De bola: Todo el mecanismo se centra o gira (nunca mejor dicho) sobre una bola maciza de metal, la cámara podrá moverse en los 3 ejes a la vez y con un solo botón podrás fijar la posición para estabilizarla. Las de gama alta poseen la posibilidad de dejar fijo el eje de rotación y así poder usarse en panorámicas (aunque los resultados no son tan óptimos como con una de tres ejes). Son perfectas para retrato y deportes, sobre monopié en este último caso.

De joystick: Son rótulas de bola en las que se maneja todo desde un mango o joystick que posee un gatillo, pulsando el gatillo podremos mover los 3 ejes a la vez y cuando lo soltemos, quedará el equipo bloqueado. Se utilizan con frecuencia en deportes sobre monopié.

Fluida o de vídeo: Son una variación de las de 3 ejes. El mecanismo interno de este tipo de rótulas incluye líquido (agua o aceite en función de la calidad del precio) que frena el movimiento para que no tenga brusquedades en la grabación de vídeo. Poseen 3 gatillos o manetas pequeñas para bloquear o liberar los ejes y una barra larga para dirigir el movimiento de la cámara. A pesar de que presenta un peso significativo, es posible utilizarlo en la realización de fotografías, en cambio, para grabar video no es muy recomendable.

Rótula fija o intercambiable: Los trípodes caros son una gran inversión, son un accesorio que mantendremos seguramente durante mucho tiempo, por eso es frecuente encontrarse con trípodes de rótula intercambiable. Esto nos permite, al cabo de un tiempo, adquirir una nueva rótula si la actual ya no nos gusta, y así no tener que cambiar todo el trípode. Los más económicos, en cambio, son fijos. De todas maneras si eliges bien tu trípode puede que no necesites cambiarle la rótula nunca.

Diámetro de la bola de la rótula

Cuando se trate de utilizar el trípode con un equipo pesado, es importante que la bola de la rótula sea adecuada. Para que pueda soportar más peso será más grande, robusta y pesada.

El trípode o monopié

El monopié se usa fundamentalmente en deportes donde los equipos que se emplean son pesados y solo queremos librarnos de cargar durante horas con dicho peso. Este diseño, no permite exposiciones tan lentas como cuando se usa un trípode, pero sí ofrece total libertad de movimiento.

El trípode se utiliza para prolongar la exposición, aparte de tener estabilizada la cámara si hacemos vídeo. Con el uso de esta herramienta, se evita que la cámara caiga al piso al no sujetarlo, como podría pasar con un monopié, pues el trípode facilita tener la cámara sobre la estructura.

Los trípodes de vídeo ofrecen una estructura con mayor rigidez y estabilidad debido a que presentan en la base unas barras estabilizadoras que sujetan las tres patas a la columna central. De esta forma se logra minimizar totalmente cualquier pequeña vibración durante la grabación.

Accesorios para los trípodes

Puntas de metal: sirven para clavar las patas del trípode en el suelo, en el caso de que sea una superficie deslizante como el barro, arena o nieve. Estas puntas de metal se adhieren a las patas de diferentes formas y según el diseño.

Asideros de neopreno: es el material más usado pero puedes encontrarlos de otros materiales, sirven para no acusar el frío cuando lo agarramos a muy bajas temperaturas, su fin es meramente la comodidad.

Niveles de burbuja: nos ayudan a estabilizar la cámara para tener una horizontal perfecta, suelen ser pequeños en rótulas de bola pero los de 3 ejes y los de vídeo suelen llevar varios y de buen tamaño y calidad.

Trípodes con columna central

Es útil para tomas de paisajes, nocturnas, panorámicas, arquitectura, deporte y fauna. Añade versatilidad mientras que resta estabilidad. Permite ganar en altura cuando la necesitas y resulta de utilidad en tomas macro.

El tamaño del trípode plegado

Conocer cuánto mide un trípode plegado, es fundamental a la hora de planificar un viaje y comenzar a formar el equipaje o para esos momentos en los que quieres caminar para encontrar alguna motivación y necesitas llevarlo en la mano. Para saberlo deberás fijarte en la altura del trípode abierto y en el número de secciones.

Los trípodes con gancho

Para realizar fotografías con la ayuda del trípode en un escenario con mucho viento, es necesario tener un modelo que cuente con un gancho al final de la columna central. En este gancho podrás colocar un peso adicional que aportará una mejor y mayor estabilidad en estas condiciones.

Relación entre precio y prestaciones

Recuerda, no es mejor el trípode más caro, ni el que más prestaciones ofrezca, sino aquel que cubra tus necesidades a un mejor precio.

2 comentarios en “¿Qué debo saber antes de comprar un trípode?”

Deja un comentario